E  D  U  C  A  C  I  O  N     E  N     E  L     E  X  T  E  R  I  O  R 

Isabella Agudelo Zuluaga - Lakefield Camp (Ontario, Canadá) - 2014


Lakefield Camp es una experiencia inolvidable, nada de lo que he vivido hasta ahora se compara con esto.

Es algo de lo que nunca nadie se va a arrepentir, estando allá aprendes muchísimo y siempre tienes apoyo de todos los counselliors, LIT y tus compañeros, todos son increíbles personas.

Disfruten al máximo esta oportunidad, no se van a arrepentir!!!

Esteban Mejia – Institut De Touraine (Tours, Francia) - 2016


Cuando uno quiere tener un cambio en la vida, la idea de viajar al exterior es la mejor.


La cultura francesa siempre me pareció curiosa e interesante, y poderla vivir con una familia local, en una ciudad que aún guarda sus costumbres, fue lo mejor, y sumándole que el edifico del instituto es del siglo XIX, y que la ciudad esta en el Valle del Loira, cerca a todos los castillos reales del siglo XVI, es una inmersión total. 


Durante la estadía no solo aprendí de Francia, sino también un poco de todo el mundo, teniendo la posibilidad de conocer personas de China, Corea, Arabia Saudita…


Verdaderamente se conoce la tierra y las perspectivas cambian completamente.

Maria Adelaida Rico – ILSC (Montreal, Canadá) - 2015


Buenos momentos y excelente curso de Francés! Gracias por tu asesoría y acompañamiento... El instituto es muy cómodo y los alrededores son hermosos... las actividades en las tardes hacen nuestra esta ciudad y sus costumbres...❤

Isabela Isaza - High School (St.Catharines, ON, Canadá) - 2015


El poder tener esta experiencia es algo que le agradezco a Dios y a mi familia todos los días.


He aprendido tantas cosas nuevas y lindas.


El 11 de Abril subí 700 escaleras del Skylon Tower, todas y cada una de ellas por una buena razón, ayudar a los niños con cáncer.


Llegar arriba y ver todo lo que me rodea me da una sensación increíble.


Las personas que he conocido, las lecciones que he aprendido y las experiencias vividas, son lo que me hicieron querer desde un principio hacer este viaje, y no me arrepiento

Andrea Calderón  – CIAL (Lisboa, Portugal) - 2015


Es un programa bastante organizado y equipado para aprender de manera rápida y adecuadamente el portugués. Al tener profesores que su lengua materna es el portugués, ayuda mucho con la pronunciación y al estar en grupos se practica mucho el hablar, para luego aplicarlo afuera del instituto.


Las clases tienen un orden dependiendo al nivel en el cual se vaya avanzando y no son improvisadas, siempre es puntual y siempre hay retroalimentación de las tareas que dejan. Ya en la tarde siempre hay actividades de lunes a sábado, en los cuales son gratis a excepción de los viernes. Vale la pena ir a alguna de estas porque siempre está el profesor que te explica acerca del lugar al que van a ir.


La casa de familia es muy buena opción ya que compartes con la gente que vive allí y puedes ir practicando el portugués; te dan desayuno y privacidad. Varios lugares están cerca para pasear y comprar y sino los medios de transporte público son muy sencillos de utilizar sobretodo el metro. 


Hay muchas cosas que hacer en Lisboa desde comprar cosas hasta visitar museos o lugares importantes. Así mismo, también se puede viajar a otras partes de Portugal, el servicio de transporte es muy bueno y accesible. La seguridad es muy buena normalmente tu puedes caminar tranquilo, eso sí siempre hay que estar precavidos. Ya al estar en este programa tú eres responsable e independiente sobre ti y de tus cosas.


Recomiendo mucho este programa para la persona que quiera aprender portugués aun así por una semana y que quiera conocer sitios culturales.

Maria Isabel Fernández - LSI (Cambridge, Inglaterra) - 2015


Todos los días es un reto nuevo conmigo misma, ya que encontrarse en un lugar donde el 90% de las personas hablan un idioma diferente al tuyo es un desafío constante. Sin embargo los días van pasando y se va haciendo mas familiar el idioma, las personas y la ciudad a tal punto de no querer dejarlo nunca.

Es encontrarse con uno mismo, conocerse, vivir en constante adrenalina y aprender a valorar todo lo que se tiene, además de contar con esta gran oportunidad.

Como en todo, hay momentos difíciles en los que se quiere dejar todo atrás y volver a casa pero ninguno de estos se compara con la gran alegría de conocer y de vivir en un lugar que te abrió las puertas con todo el amor. Donde te sonríen en la calle y donde te preguntan en cada esquina “¿estas bien?”, y como podría decir que no, si estoy viviendo la mejor experiencia. Todavía no he podido entender el porque de esta pregunta en todos los lugares a los que ingreso pero cada vez se me hace mas familiar y me siento importante para ellos.

Podría escribir infinidad de paginas sobre las ventajas de aceptar este reto. Considero que es algo que se tiene que vivir, no solo por el aprendizaje de la segunda lengua, si no por aprender de las diferentes culturas que hay en el mundo, aprender a conocerse y entender que el mundo es mucho mas grande de lo que pensamos, y esto solo se logra saliendo de la ciudad. 

Carolina Pineda – ILSC (Toronto, Canadá) - 2015


Cuando te impresionas con todo lo que ves, cuando te emocionas con una pequeña nevada, cuando caminas calle tras calle y no te importa el cansancio, cuando todo te parece espectacular, cuando quieres hacer parte de cualquier salida y experiencia sin importar su importancia, cuando de pequeños momentos atesoras grandes recuerdos, cuando no eres capaz de dejar de sonreír, y cuando eres completamente feliz con todo lo que te pasa es cuando te das cuenta que estás viviendo tu sueño, que estás disfrutando tu vida.

Gracias Canadá por llenarme el alma, por alimentarme la vista con hermosos paisajes, por poner en mi camino personas espectaculares, por enseñarme diferentes culturas, por hacerme feliz. 

Sara Palacio - Ecole des Roches (Normandía, Francia) - 2014


Mi experiencia en  ECOLE DES ROCHES fue muy enriquecedora porque me di cuenta de muchas cosas que no sabía de mi. Aunque llegue allá sin saber ni una palabra de Francés, al final me di cuenta de lo mucho que aprendí en tan poco tiempo. No recomiendo a las personas que vayan sin saber nada de Francés, porque sí me dio muy duro los primeros días, ya que los franceses son súper regionalistas y no les gustan las personas que no hablan su idioma; sin embargo eso me permitió exigirme mucho más, ya que lo necesitaba para sobrevivir.


La experiencia de compartir  cuarto con 5 personas te deja conocerte a ti mismo; hasta donde aguantas, que te gusta y que no, que tan organizado eres, que tan tolerante y que tan limpio eres ya que nadie te hace nada, si tu no lo haces por ti mismo. Aunque el horario es un poquito pesado, al final del día te das cuenta que valió la pena totalmente.


La experiencia de compartir con gente de todo el mundo es muy interesante, porque llegas a conocer muchas culturas diferentes a la tuya. Los paseos que hicimos me gustaron mucho porque fuimos a lugares distintos que nos permiten conocer a Francia al derecho y al revés.

TESTIMONIOS DE ESTUDIANTES